Salud en África


En la mayoría de los países africanos, la sanidad es 100% de pago, la prevención deficiente y el diagnóstico tardío. Esto, sumado a la corrupción hospitalaria y a la escasez de medios humanos y técnicos, demuestra que el lugar donde nacemos determina la salud que vamos a tener. El África Subsahariana soporta así el 24% de la carga mundial de enfermedad. Sin embargo, cuenta tan solo con el 1% de la financiación mundial y el 3% de los trabajadores. Con un 50% de mortalidad neonatal y un 10% de mortalidad en menores de 5 años, la población africana se encuentra en un estado de emergencia sanitaria permanente.