No es la malaria, es la falta de vacunas   ¡Actualizado!


Si una enfermedad mortal puede curarse en cuestión de días, está en nuestras manos tratarla a tiempo


La malaria sigue siendo la principal causa de muerte en África subsahariana, incluso tras la aparición del coronavirus. Más de 400.000 personas, la mayoría niños y niñas menores de 5 años, pierden la batalla contra esta enfermedad cada año. Sin embargo, y a pesar de una vacuna que lleva más de 30 años en desarrollo pero no termina de llegar, muchos casos son prevenibles y con el tratamiento necesario se cura en cuestión de días, salvando miles de vidas:

  • El uso de mosquiteras impregnadas en insecticida reduce hasta el 40% de los casos
  • El acceso a un tratamiento eficaz ya ha reducido las cifras en un 85% desde 2010

En un continente donde la sanidad es 100% de pago, la malaria gana irremediablemente ante la falta de recursos. Pero si una enfermedad que es mortal puede curarse en cuestión de días con el tratamiento necesario, es nuestro deber seguir trabajando para reducir las cifras. Porque si paramos ahora, si no miramos más allá del coronavirus, estaremos deshaciendo el camino andado.

Cuestión de días, cuestión de vidas: ¿te sumas?

Colabora